LA NOTA CHAPINA

LA NOTA CHAPINA: Detectives tienen temor luego de las recientes destituciones en la Policía Nacional Civil

Por el momento se “analizan” los perfiles de los policías que dirigirán las unidades de investigación, algo que ha provocado incertidumbre y temor en los cuadros medios, sobre todo por la continuidad de los casos.

Por Kenneth Monzón

Esta semana fueron destituidos tres subdirectores y 15 jefes policiales por disposición del ministro Enrique Degenhart. (Foto Prensa Libre: Cortesía)

Esta semana fueron destituidos tres subdirectores y 15 jefes policiales por disposición del ministro Enrique Degenhart. (Foto Prensa Libre: Cortesía)

La mañana del miércoles se realizó una reunión “urgente” en la unidad de detectives de la Policía Nacional Civil (PNC). El mensaje de la dirección a los policías se centró en continuar su trabajo “de forma habitual”, sin mencionar las destituciones de 15 jefes, junto con tres directores, con el argumento de “evaluación de desempeño”, situación que ya fue criticada.

Una fuente policial que estuvo en la reunión indicó que la sensación fue de temor. “Lo que le puedo decir es que los ánimos están bajos. Hay detectives con diez años de trabajo en la institución y de un día a otro le pueden dar las gracias y despedirlo”, mencionó.

La preocupación también es por los casos que se investigan en el Departamento de Delitos contra la Vida y la División de Métodos Especiales de Investigación (Dimei).

Juan Francisco Cisneros Ramírez tenía 14 años de integrar la PNC. Los últimos 12 hizo investigaciones para resolver crímenes, y desde hace más de cinco años dirigía a los detectives en el Departamento de Delitos contra la Vida.

La Dimei se quedó sin líder debido a la destitución del subcomisario Joelmir Leonel Méndez Aldana, quien tenía 20 años en la institución.

Ambos fueron capacitados por autoridades estadounidenses, centrados en el trabajo para contrarrestar las bandas criminales. Los exjefes policiales coinciden en que les sorprendió el acuerdo ministerial que los dejó fuera de la PNC.

La Dimei fue creada en 2009 para fortalecer a los policías destinados a investigar casos contemplados en la Ley contra la Delincuencia Organizada.

Los agentes tienen la tarea de analizar las palabras clave que utilizan los delincuentes cuando planifican algún robo o hasta un asesinato, como se ha realizado en la División del Programa Nacional Contra el Desarrollo Criminal de las Pandillas (Dipanda) que dirige David Custodio Boteo.

“Ejemplos bien claros: se han podido avanzar en los casos de extorsiones de pandilleros cuando conversan para asesinar a un comerciante. Con la correcta interpretación se pudieron evitar crímenes”, dijo Alexander Rabanales, coordinador de Fortalecimiento del Instituto de Enseñanza para el Desarrollo Sostenible (Iepades).

Para Rabanales, quien tiene acercamiento con los policías cada semana, las recientes destituciones “cortan” el avance de investigación en los casos recientes.

“Todo el recurso de formación y toda la experiencia que tenían estos investigadores. Platicando con fiscales me dejan la impresión que se corta el proceso de investigación que ya se llevaban en ciertos casos. Eso es lo más delicado. Sea lo que sea esperamos que los nuevos jefes que sean nombrados tengan ese conocimiento. Tenemos la esperanza, pero lo empezamos a dudar”, añadió Rabanales.

Para la activista Helen Mack, de la Fundación Myrna Mack, la unidad Dimei alcanzaba ya una profesionalización para combatir a las estructuras criminales.

“El jefe policial Méndez Aldana vienen con una capacitación y un entrenamiento y especializado en terreno. Era uno de los detectives que sabían a dónde dirigir sus dudas. La implementación de los métodos especiales aún le faltaba mucho por recorrer”, mencionó Mack.

Retroceso

Verónica Godoy, directora de la Instancia de Monitoreo y Apoyo a la Seguridad Pública (Imasp), calificó las recientes destituciones de los mandos policiales como “retroceso”.

“Lamentablemente lo que se está viendo es un tema de retroceso. Se trabajó durante 10 años el tema de fortalecimiento institucional. La capacitación fue algo vital. Para la PNC la estabilidad se fue logrando poco a poco. Eso se puede ver que se ha perdido”, dijo Godoy.

Uno de los aspectos que enfatizó Godoy fue la inestabilidad en las direcciones importantes de investigación. “Hay inestabilidad, hay incertidumbre y por supuesto desánimo no solo en las divisiones sino en toda la PNC”, añadió.

La justificación de evaluación de desempeño es algo que también criticó Godoy. “Los cambios son extraños porque nunca se ha realizado una evaluación de desempeño como tal. Los cambios, considero que obedecen a otros intereses y no por el mal desempeño”.

Adela Camacho de Torrebiarte, quien fue Comisionada Presidencial para la Reforma Policial, le llama la atención las bajas policiales. “Veo que fueron muchos cambios y hay unos que sí son espacios muy importantes y claves para la seguridad ciudadana como la unidad de investigaciones criminales”.

Uno de los aspectos por parte de cooperantes en materia policial es que existe incertidumbre de saber qué personas estarán en las jefaturas policiales debido al apoyo y capacitación en el extranjero.

Dos de los 15 jefes policiales que fueron destituidos ya estaban incluidos en la próxima capacitación a Estados Unidos, aunque el país perderá esa oportunidad para mejorar la profesionalización.

Enrique Degenhart, titular del Ministerio de Gobernación, mantiene el silencio y solo compartió un comunicado en donde recalca que las destituciones son “normales”. “Que las acciones administrativas, recientemente avaladas por el Despacho Superior del Ministerio de Gobernación, a solicitud de los mandos policiales de la Policía Nacional Civil (PNC), son normales”.

En la PNC se informó que “evalúan” los expedientes del personal que ocupará los cargos o será ascendido para dirigir las unidades.

PRENSA LIBRE

Anuncios