LA NOTA CHAPINA

LA NOTA CHAPINA: Iván Velásquez: “El Estado se convirtió en botín de los poderosos de todas las especies”

El jefe de la CICIG se refirió a la lucha contra la corrupción e impunidad en ceremonia del Premio Nobel Alternativo

Velásquez, quien junto a la exfiscal general, Thelma Aldana, recibieron el premio. El Comisionado destacó que, con la labor realizada se fue reconstruyendo “así la confianza de las personas en las instituciones públicas.

Añadió que esto “confirma que la lucha contra la corrupción tiene que ser por la vida digna de todas las personas, especialmente de las mayorías excluidas, discriminadas, vilipendiadas, marginadas de los beneficios de la civilización que nos vanagloriamos de haberlo alcanzado”.

“El Estado convertido en botín”, según Iván Velásquez

El jefe de la CICIG mencionó que “el Estado (de Guatemala) se convirtió en botín de los poderosos de todos las especies y perdió lo norte, si algún día lo tuvo, de generador del bienestar colectivo”.

“Millones de dólares, producto de sobornos que pagan empresarios nacionales y trasnacionales, se suman anualmente a los millones de dólares que son apropiados por funcionarios que aumentan desmesuradamente sus riquezas en un país que casi el 50 por ciento de los niños menores de cinco años, entre ellos ocho de cada diez niños indígenas padecen desnutrición crónica”.

Agregó que “Cuatro mil doscientas cuarenta niñas en 2017 fueron madres entre los diez y catorce años. El 92 por ciento de los que cultivan la tierra para apenas poder subsistir ocupan el 21.9 por ciento de la superficie, mientras que el 2 por ciento de los productores agrícolas de exportación tienen el 65.4 por ciento de la tierra, que, por cierto, es la más fértil”.

“La lucha contra la corrupción es también lucha de una justicia”

También, Velásquez recalcó que “luchar contra la corrupción no es solo búsqueda de vida digna en las condiciones materiales de existencia de la población. En la medida en que los poderosos ven limitados sus privilegios de impunidad y deben someterse al imperio de la ley, la lucha contra la corrupción es también la lucha de una justicia que alcance a todos los transgresores de la convivencia, cualquiera que sea su condición económica, política y social”.

“La corrupción se había apoderado de las instituciones”

A mitad de su discurso, Velásquez destacó que “el sendero que empezó Guatemala en 2015, cuando el pueblo comprobó que la corrupción se había apoderado de todas sus instituciones, que el Estado no le pertenecía, se volcó a la calle entusiasta y confiada de poder conquistar el futuro. Atrás quedaba un estado de sumisión, de silencio y de miedo propiciado por eternas dictadoras militares y un prolongado conflicto armado interno que duró 36 años dejando millares de desaparecidos y de víctimas inocentes, especialmente en su población indígena que padeció su política de tierra arrasada”.

“La astucia del poder”

Sin embargo, enfatizó que “los poderosos, siempre astutos, siempre poderosos, supieron resistir, y después de la sorpresa inicial de la primavera que los tomó desprevenidos, se reagruparon y pasaron a la ofensiva. No podían perder sus privilegios, no podían perder el monopolio de la impunidad que siempre han manejado, no podían perder el Estado de ellos”.

“Entonces financiaron agresivas campañas de desinformación, de desprestigio y de difamación, se dijeron víctimas de la politización de la justicia, se quejaron de ser perseguidos políticos o de la amenaza del comunismo internacional que sobrevive en sus mentes calenturientas”, agregó.

“Guatemala ya no es la misma”

Además mencionó que, a los grupos que señala, “hicieron demostraciones de fuerza y desempolvaron los símbolos de la represión y parece que han recuperado el control. Para eso, además, hay dinero suficiente, pero solo parece, porque Guatemala ya no es la misma, conoció la luz de la verdad y sabe que esa verdad existe, la tiene frente a sí, y continuará su lucha por la dignidad humana. Recuperó el recuerdo de la justicia que tenía perdido en su mundo de sumisión, de impotencia y pesimismo al que quieren hacerla retornar”.

Por último, el Comisionado indicó que “este premio que ahora nos conceden, es sin duda al reconocimiento a la labor que han realizado nuestros compañeros del Ministerio Público y la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala, a su compromiso y a su valentía, pero especialmente es la felicitación que desde el mundo se le da a un pueblo que seguirá soñando hasta lograrlo con un futuro de paz, justicia y prosperidad para todos”.

EMISORAS UNIDAS

 

Anuncios

Categorías:LA NOTA CHAPINA