LA NOTA CHAPINA

LA NOTA CHAPINA: Parientes de víctimas de naufragio en Atitlán se resignan y suspenden búsqueda de cuerpos

A 10 días de la tragedia, la búsqueda de las cinco personas desaparecidas en el Lago de Atitlán, Sololá, fue suspendida este viernes, cuando se ofició una misa en el lugar del naufragio y se lanzaron ofrendas florales.

Por César Pérez Marroquín

Un sacerdote oficia una misa en memoria de los cinco desaparecidos en el Lago de Atitlán, Sololá. (Foto Prensa Libre: Cortesía Ejército de Guatemala)
Un sacerdote oficia una misa en memoria de los cinco desaparecidos en el Lago de Atitlán, Sololá. (Foto Prensa Libre: Cortesía Ejército de Guatemala)

Desde el jueves 15, cuando una lancha con 17 personas a bordo zozobró por el fuerte viento y por la turbulencia causada por el Xocomil, hombres rana de los Bomberos Voluntarios, marineros y lancheros rastrearon grandes extensiones del Lago en busca de detectar algunos de los cuerpos.

Varios fueron los factores que dificultaron la búsqueda, según los socorristas, pues durante estos últimos días el viento ha soplado más fuerte de lo normal y la profundidad del Lago en el lugar donde ocurrió la tragedia supera los 300 metros.

Las tareas de búsqueda en el Lago de Atitlán fueron suspendidas este viernes. (Foto Prensa Libre: Cortesía Ejército de Guatemala)
Las tareas de búsqueda en el Lago de Atitlán fueron suspendidas este viernes. (Foto Prensa Libre: Cortesía Ejército de Guatemala)

Familiares de los desaparecidos se resistían a que la búsqueda fuera suspendida, por lo que fueron llevados al área para que conocieran las condiciones adversas del clima, por lo que se resignaron y optaron por oficiar una misa en el Lago y luego lanzaron ofrendas florales en honor a sus parientes.

Elías Tzanján, de los Bomberos Voluntarios, dijo que la posibilidad de localizar los cuerpos es nula, por lo que las tareas búsqueda fueron suspendidas de manera oficial este viernes.

Agregó que debido a la ubicación dónde ocurrió el percance, las tareas de búsqueda fueron complicadas por la profundidad; además, hay probabilidades de que los cuerpos hayan sido arrastrados por la corriente y quedado atrapados en las algas del Lago.

 

“No hay posibilidades de que los cuerpos aparezcan, según los hombres rana. Se destacaron 24 lanchas entre Panajachel y Santiago Atitlán, pero no hubo resultados”, señaló Tzanján.

Familiares de las víctimas y autoridades locales llegaron al lugar de la tragedia. (Foto Prensa Libre: Cortesía Ejército de Guatemala)
Familiares de las víctimas y autoridades locales llegaron al lugar de la tragedia. (Foto Prensa Libre: Cortesía Ejército de Guatemala)

Óscar Pérez Figueroa, vocero del Ejército, comentó que en las operaciones de búsqueda participaron 10 embarcaciones de las Asociación de lancheros locales, ocho hombres rana de los Bomberos Voluntarios, cuatro buzos y 10 elemento de la Marina de la Defensa.

“Se les explicó -a los parientes- el patrón de búsqueda y el problema que presenta la profundidad del Lago de Atitlán. Los familiares están más resignados y celebraron una misa y lanzaron ofrendas florales”, comentó Pérez.

Añadió que la esperanza era encontrarlos a las 72 horas, cuando por la descomposición los cuerpos flotan; sin embargo, en este caso no ocurrió así.

Lancha naufragada en el Lago de Atitlán, Sololá, el 14 de noviembre del 2018. (Foto Prensa Libre: Juan Diego González)
Lancha naufragada en el Lago de Atitlán, Sololá, el 14 de noviembre del 2018. (Foto Prensa Libre: Juan Diego González)

Víctimas

Las víctimas mortales fueron identificadas como Ana María Mucum, de 30 años, originaria de la comunidad Cerro de Oro; Édgar Castellón, 48, de San Marcos; y Elda María Zarazúa de Meletz, 53, del caserío Xolbe, Sololá.

Los desaparecidos son Francisca Tacaxoy Coó, Aroldo Gómez Fuentes, Gaspar Sosof Quiejú, Wendy Eunice Meletz y Adrián Molina Palacios, quien era médico del Hospitalito de Santiago Atitlán.

PRENSA LIBRE

Anuncios