LA NOTA CHAPINA

LA NOTA CHAPINA: Sindicado de haber descuartizado a su esposa se libra de un proceso de violencia contra la mujer

El Colectivo Mujeres Transformando el Mundo expresó su preocupación este viernes, porque la jueza que conoce dos casos contra Mario Tut Ical, señalado de haber descuartizado a su esposa Alejandra Ico Chub, en Chisec, Alta Verapaz, se excusó en uno y dio falta de mérito al otro.

Por Óscar García

Mario Tut Ical es sindicado de haber dado muerte a machetazos a su esposa, en una comunidad de Chisec, Alta Verapaz. (Foto Prensa Libre: Auri Andersen)
Mario Tut Ical es sindicado de haber dado muerte a machetazos a su esposa, en una comunidad de Chisec, Alta Verapaz. (Foto Prensa Libre: Auri Andersen)

Paula Barrios, coordinadora general del Colectivo, informó que este viernes se programaron dos audiencias en el Juzgado de Primera Instancia de Delitos de Femicidios y Delitos Contra la Mujer de Cobán, donde comparecía Tut Ical.

Una audiencia era por una denuncia por violencia contra la mujer, pero la jueza Catalina Cortez dio falta de mérito. Barrios añadió que la víctima en este caso es la primera esposa de Tut, quien no se presentó al juzgado.

La otra audiencia contra Tut era por la muerte a machetazos de Alejandra Ico en Chisec, pero la jueza se excusó de conocer el caso, lo que retrasará el proceso, según el Colectivo.

Falta denuncia

Barrios destacó que hay muchos casos de violencia intrafamiliar, pero no se conocen porque no terminan en un femicidio o las víctimas no denuncian por el temor con el que viven.

“Lamentamos la actitud de la jueza de femicidio Catalina Cortez, porque suspendió la audiencia y se excusó. La jueza es de la postura que tiene enemistad con Mujeres Transformando el Mundo, la organización que acompaña a las víctimas”, dijo Barrios respecto del caso por la muerte de Alejandra.

Enfatizó que estas acciones retrasan los procesos, ya que también decretó falta de mérito por la denuncia de violencia contra la mujer; “cerró el caso”, expresó Barrios.

Agregó que hay que tomar en cuenta la forma violenta en que murió Alejandra Ico Chub; además, dijo que los jueces de femicidio han pasado por una formación en cuanto a los derechos de las mujeres, “la actitud de la jueza es reiterativa”, externó la coordinadora.

“Qué mensaje manda a la sociedad cuando ella -la jueza- declara una falta de mérito. Además, todos sabemos la forma en que murió Alejandra, no es de extrañar que la primera esposa también sufrió vejámenes, esto aleja a la justicia de las víctimas”, recalcó.

Difícil situación

De acuerdo con el Colectivo, la primera esposa de Mario Tut Ical vive en extrema pobreza, incluso sus hijos padecen de desnutrición.

Ahora se debe esperar la resolución de la Sala Regional de Apelaciones de Cobán, que determinará si la excusa de la juez Cortez tiene fundamento, asigna otro juzgador o le ordenan a ella que continúe con el proceso.

Barrios dijo que esperan la respuesta de la Sala para determinar si apelan la decisión de la jueza Cortez en el caso del Alejandra; en el otro caso solicitarán audiencia para apersonarse al proceso.

Familiares de Alejandra Icó Chub en la morgue del Inacif de Cobán, Alta Verapaz. (Foto Prensa Libre: Aura Andersen)
Familiares de Alejandra Icó Chub en la morgue del Inacif de Cobán, Alta Verapaz. (Foto Prensa Libre: Aura Andersen)

Hay que buscar ayuda

Barrios pidió a las mujeres víctimas de violencia intrafamiliar que busquen ayuda en el Colectivo Mujeres Transformando el Mundo y en el Ministerio Público, pues cuentan con personal capacitado para atención y acompañamiento.

Añadió que en otros casos de violencia contra la mujer han apelado las decisiones de la jueza Cortez y en algunos de estos las apelaciones han prosperado y se les ha hecho justicia a las víctimas.

Destacó que tienen conocimiento de que Mario Tut Ical continúa preso, pues tiene una tercera denuncia por violencia contra la mujer. También que la reciente la captura del señalado fue por la denuncia de violencia contra su primera esposa.

Se consultó vía telefónica a la jueza Catalina Cortez, pero solo se limitó a decir que eran falsos lo señalamientos y que no tenía autorizado dar declaraciones, pues era en la capital donde se tienen que pronunciar.

Antecedentes

El fin de semana último, una pariente de Alejandra Ico dijo que esta negaba el maltrato físico, aunque su semblante mostraba lo contrario, “desde antes la golpeaba”, afirmó.

“Mi hermana estaba amenazada, por eso no nos decía nada. No quiero que salga de la cárcel Mario, nunca lo queremos ver en San Miguel, porque pobre la otra mujer, ella tiene seis niños y le podría hacer daño”, enfatizó.

PRENSA LIBRE

Anuncios