LA NOTA CHAPINA

LA NOTA CHAPINA: Con clases de guitarra y piano, Policía aleja a niños de las pandillas en zonas rojas de Ciudad de Guatemala…¿Quieren revivir el programa Escuelas Abiertas de la UNE?

Por

  

Redacción AGN/Fotos Mingob

La Escuela de Vacaciones no es solo una oportunidad para aprender a tocar guitarra y piano, sino un programa que impulsa la Policía Nacional Civil (PNC) para alejar a los niños de las pandillas en las zonas rojas de Ciudad de Guatemala.

Son 15 agentes de la PNC los que están a cargo de la Escuela de Vacaciones en las colonias Villalobos II, en el municipio de Villa Nueva; El Amparo, en zona 7 de la capital; Lavarreda, en la zona 18, y Quintanal, en la zona 6, como parte del programa para prevenir y reducir los índices de criminalidad en estos lugares, según una nota divulgada por el Ministerio de Gobernación (Mingob).

Samuel Osorio es uno de los elementos que en lugar de patrullar las calles y avenidas de la capital tienen otra función, aunque con los mismos fines: prevenir que los niños participen en actos delictivos y se involucren en las pandillas.

Su misión está destinada a las aulas de la Escuela de Vacaciones, donde enseña a los menores a tocar piano y guitarra.

“Es bueno que ustedes tengan nuevos aprendizajes, esto les ayudará en su crecimiento personal, nosotros queremos que ustedes se superen”, les explica en su clase Osorio a un grupo de niños y niñas que practican las notas musicales que les enseña el agente.

Uno de los coordinadores de este programa, Arnulfo Pacay, comentó que este año se han inscrito 600 menores de entre 9 y 14 años en escuelas ubicadas en las cuatro colonias de la capital guatemalteca, donde recibirán clases en jornadas matutina y vespertina.

Daniel Pérez, de 11 años, según el Mingob, es uno de los alumnos que están en la Escuela de Vacaciones por segundo año consecutivo.

“Siempre quise aprender a tocar un instrumento musical y cuando me enteré de que aquí podía alcanzar mi sueño, no lo dudé, me gusta la labor que hacen los policías aquí”, sostuvo el menor.

Mientras que para Sonia García asistir a este programa es una oportunidad para alejarse y no exponerse a las pandillas. “Para nosotros es un honor que ustedes sean nuestros maestros, para que podamos tener un futuro mejor. Gracias a ustedes (los policías) no estamos metidos en maras como otros vecinos”, expresó.

Además de enseñar a tocar instrumentos musicales, los agentes dan clases de manualidades y de baile a los menores.

Así fue el programa de Escuelas Abiertas en tiempos del Gobierno de la UNE

AGN

Anuncios

Categorías:LA NOTA CHAPINA