LA NOTA CHAPINA

LA NOTA CHAPINA: Remiten a la cárcel de Cobán al hombre que desmembró a su esposa

A los periodistas Mario Tut Ical dijo: “Me arrepiento de lo que hice, pero el diablo se me metió”. Un juez le hizo saber el motivo de detención y espera la indagatoria.

Por Aura Andersen

 

Familiares de Alejandra Ico Chub la sepultaron en Chisec, Alta Verapaz. (Foto Prensa Libre: Aura Andersen)
Familiares de Alejandra Ico Chub la sepultaron en Chisec, Alta Verapaz. (Foto Prensa Libre: Aura Andersen)

Mario Tut Ical, de 42 años, el campesino que habría asesinado a su segunda esposa con un machete el lunes recién pasado, fue trasladado por la Policía Nacional Civil (PNC) a la Comisaría 51 de Cobán, Alta Verapaz. Los vecinos de una comunidad en Ixcán, Quiché, lo habían retenido cuando “escapaba” hacia la frontera mexicana.

Los agentes lo ficharon en Cobán debido a la amenaza de los vecinos de lincharlo. Había sido retenido en la Comunidad Las Muñecas y los policías lo detuvieron y retiraron del lugar.

Esta semana fue localizado el cuerpo sin vida de Alejandra Ico Chub, de 32 años, la segunda esposa de Tut Ical. Estaba mutilado en una vivienda de San Miguel, Chisec, Alta Verapaz.

“El Diablo se me metió”

El agricultor dijo: “Ella, mi mujer, había salido de la casa, diciéndome que iría con su hermana, así que la seguí y vi que se subió a un camión, me quedé entre el monte viendo, cuando regresó le pregunté donde había estado, y lo que me enojo fue que me mintió al decir que estuvo con su hermana, yo sabía que no era así, me fuí sobre ella, la tenía acostada en la cama, la revisé y no tenía ropa interior, así que enfurecí, se me metió el Diablo y fue cuando la agarré a machetazos”.

Agregó: “Yo estaba bravo, si hubiera tenido su ropa interior, no habría hecho eso, pero me mintió y yo con el Diablo dentro, por eso actué así”, indicó Tut Ical.

Un juez le hizo saber el motivo de detención por femicidio y lo remitió al Centro de Detención Preventiva para Hombres de Cobán a la espera de la audiencia de primera declaración.

Tiene seis hijos

“Tengo mi primera esposa ella está con mis seis hijos, y eso lo sabía mi mujer Alejandra Ico, y así se fue a vivir conmigo y no sé por qué me dicen carnicero seguro la Policía me dice eso porque la agarre a machetazos”.

Al consultarle si estaba arrepentido de lo sucedido, comentó: “Me arrepiento de lo que hice, pero el Diablo se me metió, yo no tomo alcohol, pero yo sabía que mi mujer había estado con otro hombre”.

Sepultada

El pasado miércoles fue enterrada Ico Chub. Una de sus hermanas, Elvirá lamentó lo sucedido. “Mi hermana se dedicaba a ser ama de casa, deja tres hijos en orfandad, del primer matrimonio, dos mujeres de 16 y 7 años, y un niño de 10”.

PRENSA LIBRE

Anuncios