LA NOTA CHAPINA

LA NOTA CHAPINA: El mecanismo para robar Q4.9 millones en la comuna de Taxisco

  • Por José David López
El caso fue revelado por la Fiscalía Contra la Corrupción. (Ilustración: Javier Miranda/Soy502)

El caso fue revelado por la Fiscalía Contra la Corrupción. (Ilustración: Javier Miranda/Soy502)

Esta cifra millonaria corresponde al período 2008-2015, y es apenas uno de los nudos que la fiscalía empieza a desenredar.

La cuenta bancaria fue abierta para recaudar el Impuesto Único Sobre Inmuebles (IUSI) de los vecinos de Taxisco, pero nunca fue registrada en el Sistema de Contabilidad Integrada Municipal de Gobiernos Locales (SICOIN GL). Eso evitó cualquier tipo de control externo, según la fiscalía.

En teoría, cada quetzal que llegaba a este fondo debía luego ser trasladado a la Cuenta Única del Tesoro de la Municipalidad, una suerte de caja de donde debe salir el dinero para pagarle a proveedores y cancelar otros gastos de la comuna.

Pero la investigación de la fiscalía determinó que no fue así, no todo el dinero recaudado en IUSI terminó en esa cuenta del tesoro, una parte fue sustraída por funcionarios públicos.

El primer acto para desaparecer esos fondos fue realizar cheques que salían de la cuenta del IUSI para supuestos proveedores. Eso, según la fiscalía, era ilegal, no existe ningún manual que lo permita, pues todos los fondos debían llegar primero a la cuenta del tesoro.

El segundo y último acto para sustraer los fondos de la comuna está relacionado con los cheques emitidos a nombre de los aparentes proveedores. Ninguno de estos realmente fue cobrado por ellos, sino finalmente por un grupo de funcionarios de la Municipalidad de Taxisco.

¿Quiénes están implicados?

Cuatro exfuncionarios se encuentran ligados a proceso penal por la sustracción de los Q4.9 millones.

  1. Otto Enrique Vásquez Peralata, exalcalde

  2. Juan Manuel Aguilar López, exsecretario municipal

  3. Dony Osman Montepque Castro, encargado de presupuesto

  4. María Marta Aguilera Arredondo, cajera receptora de la municipalidad

Las cuatro personas enfrentan delitos como asociación ilícita, peculado por sustracción, incumplimiento de deberes y falsedad ideológica.

El caso actualmente se encuentra estancado, ya que la defensa busca que sus clientes no enfrente el delito de asociación ilícita, pues considera que no se trata de organización criminal y por ese motivo solicitó un amparo a la Corte Suprema de Justicia. En tanto, la fiscalía sostiene que se conformaron como una estructura para sustraer los fondos municipales y que se establecieron cuáles son los roles de cada uno.

Otra sustracción similar

El emitir cheques a supuestos proveedores y que estos luego fueran cobrados por funcionarios parece algo común en la gestiones anteriores de la Municipalidad de Taxisco.

Boanerger Granados Villegas fue por mucho tiempo el tesorero y luego director de administración financiera de la comuna. La investigación del IUSI lo alcanzó por otra cuenta bancaria de la municipalidad.

Se trata de la Cuenta Única del Tesoro, de donde salieron Q970 mil 300 con la misma modalidad en que fueron sustraídos los Q4.9 millones del IUSI, según la Fiscalía Contra la Corrupción. Esto ocurrió en 2009.

De ese monto que formaba parte un préstamo de Q15 millones para construir un mercado municipal, la fiscalía determinó que Granados Villegas recibió Q412 mil 500.

La fiscalía también estableció que una de las personas que cobró finalmente esos fondos fue José Ciriaco Rojas Xitumul, quien era agente de seguridad del entonces alcalde Otto Enrique Vásquez Peralata. En total, de acuerdo con la investigación, el guardaespaldas recibió Q554 mil 800.

El origen de la cuenta

La cuenta bancaria del IUSI a nombre de la municipalidad fue abierta el 06 de enero de 2001 por Boanerger Granados Villegas -ahora también implicado en esta trama-.

Granados Villegas no fue el único que autorizó la apertura de esa cuenta, también lo hizo José Inés Castillo, actual diputado y en ese entonces alcalde del municipio.

¿Llegará hasta él la investigación? Una persona de la fiscalía solo comentó que aún queda documentos que analizar.

El diputado dijo que no recuerda si la cuenta fue registrada en los sistemas de fiscalización mientras era alcalde. Pero, afirmó que “está abierto a cualquier tipo de investigación”. En los próximos días, declaró, podría acercarse a la Fiscalía Contra la Corrupción para colaborar con la investigación.

El congresista Castillo comentó que su relación con Granados Villegas fue únicamente profesional. “Era muy ordenado en su trabajo”, recordó.

¿Algo común en las municipalidades?

César Elías, Subcontralor de Calidad del Gasto Público, afirmó que este tipo de anomalías ya no son posibles en la actualidad, pues los sistemas de fiscalización son más sofisticados a diferencia de los usados cuando fue abierta esta cuenta bancaria.

Elías comentó que actualmente se realiza una auditoría relacionada a esta cuenta bancaria, la cual fue solicitada por esta fiscalía. Esta es distinta a la que anualmente realiza la Contraloría General de Cuentas a todas las municipalidades, según el directivo.

SOY 502

 

Anuncios

Categorías:LA NOTA CHAPINA