LA NOTA CHAPINA

LA NOTA CHAPINA: Mitin de Sandra Torres fue pagado con coimas de “Mito” Barrientos

La declaración de un colaborador eficaz confirma que también se pagó el traslado de Bolsas Solidarias para la campaña de la UNE-gana en 2011, así como coimas para diputados de quetzaltenango.

Sandra Torres saluda a los asistentes del mitin organizado por Mito Barrientos. La imagen fue extraída justamente del evento político al que hace referencia el colaborador eficaz. Por: Investigación investigacion@elperiodico.com.gt

Las declaraciones de Jorge Ernesto Palomo Leppe, constructor de Quetzaltenango y actual colaborador eficaz, ayudaron a investigadores del Ministerio Público (MP) y de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) a entender la red de sobornos que utilizó Jorge Mito Barrientos durante los 12 años (2004-2015) que estuvo al frente de la Municipalidad de Quetzaltenango.

elPeriódico tuvo acceso a la declaración de Palomo Leppe. El expediente incluye anécdotas, facturas de los vehículos comprados para pagar sobornos, transferencias bancarias, vinculaciones entre las empresas que se prestaban papelería para disfrazar la monopolización de los contratos, entre otros.

El documento más importante es una hoja contable en el que se detalla cómo se utilizaron Q11 millones, recaudados de manera anómala, para gastos personales, publicidad, coimas a diputados, vehículos y un mitin que Sandra Torres realizó en julio de 2011 en conjunto con Mito Barrientos cuando este buscaba la reelección.

LOS ORÍGENES DEL COLABORADOR

Era el año 2003, a la puerta de Palomo Leppe se presentó Mito Barrientos, entonces diputado por Quetzaltenango. La cita fue fijada por un amigo en común, Carlos Prado, a quien el constructor conoció cuando este fue director regional del Fondo de Inversión Social (FIS) y que después formaría parte de la corporación de Barrientos durante 12 años.

Palomo creó la Constructora P.C.G en 1997, según el portal de Guatecompras la empresa individual ejecutó entre 2004 y 2011 un total de Q112.5 millones. Posteriormente constituyó dos empresas satélite, Constructora Barrios y PROYMACO, representadas por su asistente y un tío respectivamente. Con estas dos empresas ejecutó Q77.8 millones. Las adjudicaciones más fuertes de las tres constructoras coinciden con los años que Barrientos estuvo al frente de la comuna.

El constructor recuerda haber trabajado con la Municipalidad de Quetzaltenango antes de aquel encuentro, entre 2000 y 2004 no pagó sobornos, recalca, algo que estaba apunto de cambiar. Barrientos y Prado le hicieron una propuesta puntual, si aportaba para la campaña ellos se comprometían a darle contratos cuando dirigieran la comuna. Palomo Leppe consideró aquel un buen trato y otorgó Q30 mil en efectivo a Prado, el dinero sirvió para pagar los fiscales de mesa durante las elecciones.

Los negocios continuaron y la confianza mutua creció. La declaración detalla cómo, inicialmente, el vínculo entre el constructor y la Municipalidad se manejaba a través de María López Ixtabalán, entonces gobernadora de Quetzaltenango. Por cada proyecto, López Ixtabalán pedía el 35 por ciento, por lo cual la ganancia real del constructor se reducía a 5 por ciento.

“Regularmente sacaba los cheques a mi nombre o a nombre de mis trabajadores que no fueran cantidades muy fuertes, ya en efectivo lo llevábamos a la oficina para acomodarlo de acuerdo a la cantidad que correspondía y entregárselo a la señora María Elisa donde (ella) nos indicara. La mayor parte de oportunidades se le entregó en su casa de habitación” declaró Leppe.

La relación de negocios resultó efectiva, tanto que tras dejar el puesto de gobernadora, López Ixtabalán delegó sus funciones a su hijo, Carlos Illescas López, quien fue electo como concejal por la planilla de Mito Barrientos.

Esta versión fue corroborada por un testimonio brindado por el mismo Illescas y al cual obtuvo acceso elPeriódico. Según el documento, el concejal confirmó a los investigadores que Barrientos manejaba una red de sobornos por medio de su personal de confianza. Cada concejal tenía a su cargo uno o varios constructores.

Palomo Leppe se convirtió en uno de los hombres de confianza de Illescas, tanto que le delegó la administración de los sobornos recaudados. El constructor por su parte “para manejar todo claro” creó un sistema de contabilidad para registrar todas estas operaciones.

Estos documentos fueron entregados en su totalidad a la fiscalía que maneja el caso, los cuales forman parte central de la acusación contra Barrientos, su Corporación Municipal, familiares y constructores que se beneficiaron de esta red.

SANDRA “DOÑA SEÑORA”

Barrientos es un político camaleónico que durante su carrera no tuvo problemas para cambiar de partido. Inició con el Partido de Avanzada Nacional (PAN), se sumó a la alianza UNE-Gana, por unos meses estuvo al frente de Creo en el municipio, para posteriormente intentar lanzarse por cuarta vez con la agrupación Todos.

Esta ligereza para acomodarse en los partidos políticos le permitió a Mito Barrientos acercarse en 2011 a Sandra Torres, cuando esta intentó aspirar a la Presidencia postulada por la coalición UNE-Gana, aunque finalmente la Corte de Constitucionalidad no se lo permitió después de divorciarse del entonces presidente Álvaro Colom, lo cual fue considerado como un fraude de ley.

Según la declaración y los documentos entregados, el constructor administró sobornos por Q11.1 millones en total, cantidad que provenía de las comisiones obtenidas durante la ejecución de un préstamo solicitado por la Municipalidad de Quetzaltenango al Instituto de Fomento Municipal (Infom).

La hoja contable entregada por Palomo Leppe detalla tres gastos vinculados a la campaña de Torres y Barrientos. Con fecha 8 de julio se lee “visita doña señora”, días después se anotaron los gastos “4 fletes bolsas solidarias”, “viajes camioncito bolsas xela” y “Casa JP Cierre campaña”.

Palomo Leppe explicó que “doña señora” es un alias que utilizó para nombrar a Sandra Torres. Fueron Q100 mil en efectivo “que le entregué a Carlos Daniel Illescas López quien me comentó que ese dinero era para un evento político, al cual vendría la señora Sandra Torres al Parque Benito Juárez”.

La siguiente fila, explica el colaborador, se refiere a cuatro fletes “en furgón que se trajeron de la ciudad de Guatemala a Quetzaltenango, estos fueron contratados por mi persona… llegaron los furgones y de allí se llevaron en camioncitos y en pickups las bolsas solidarias” por instrucciones de Illescas se desembolsaron Q14 mil. El tercer gasto se refiere a la contratación de camiones pequeños para llevar “las bolsas solidarias a las comunidades”. Palomo Leppe pagó Q2 mil por estos viajes.

Por último, con fecha 8 de septiembre de 2011, el registro contable muestra el desembolso de Q150 mil. Este monto fue entregado en efectivo en la casa de Illescas y fue utilizado para financiar los gastos del cierre de campaña de Barrientos.

Registros en redes sociales y periódicos locales demuestran que sí se realizaron estos mitins con Sandra Torres. En un video publicado por Diario Hoy Xela se muestra a Sandra Torres junto a Barrientos, María López Ixtabalán -candidata al Parlamento Centroamericano- y los diputados Nery Samayoa y Leonel Soto. Estos dos últimos también mencionados por el colaborador eficaz como beneficiaros de las coimas de Barrientos.

Por este caso actualmente se encuentran detenidos Barrientos, la exgobernadora López Ixtabalán, Illescas y otros miembros de la red de corrupción municipal.

 

Otro caso contra la UNE

El analista político Renzo Rosal considera que este caso deja muy claro que existe una interrelación entre muchos de los casos de corrupción que, inicialmente, surgieron como aislados, pero ahora que han tomado forma confirma que existen claros vínculos. “Se demuestra que la corrupción local no está alejada para nada de las formas de financiamiento ilegal”, comenta.

El analista considera que este caso hace evidente cómo Mito Barrientos, en su afán de ser reelecto, utilizó recursos del Estado para mantener su imagen durante la campaña. Esta acción se suma a las investigaciones contra la UNE y con las cuales se pretende demostrar que el partido captó financiamiento de manera ilícita, especialmente para costear los viajes en helicóptero hechos por la candidata Torres. La agrupación política “ha intentado defenderse de estas acusaciones, pero (con este caso) ahora tiene una cola más larga que la vincula con actos de corrupción local” concluye Rosal.

DOS EXDIPUTADOS VINCULADOS

La declaración de Palomo Leppe también hace referencia a dos diputados de Quetzaltenango. Los documentos indican que el 26 de julio de 2011 se pagaron Q110 mil 264 para una constructora, el colaborador indica que fue el pago por una fundición realizada por esta empresa en beneficio del fallecido Leonel Soto.

También menciona al diputado Nery Samayoa. El constructor indica que Illescas le ordenó buscarlo para hacerle dos pagos por comisiones, uno por Q100 mil y otro por Q90 mil. Palomo se reunió con Samayoa fuera de un restaurante, al contar el dinero, el exlegislador se molestó pues no era el monto acordado. Furioso, Samayoa bajó del carro donde hicieron la transacción y somató la puerta.

Q260 Mil son los aportes registrados por Palomo Leppe para la campaña de la UNE-Gana en Quetzaltenango.

EL PERIÓDICO

 

Anuncios

Categorías:LA NOTA CHAPINA