LA NOTA CHAPINA

LA NOTA CHAPINA: Agua mágica: ¿Por qué la primera condena contra Baldetti significa tanto para la lucha contra la impunidad?

El 23 de marzo de 2015 Roxana Baldetti prometió que cuando terminara el proyecto de limpieza del Lago de Amatitlán, invitaría a periodistas a comer mojarras. Tres años, seis meses y once días después fue condenada a 15 años de prisión por ese fraude millonario.

Roxana Baldetti a su llegada a tribunales para escuchar la sentencia en el caso Agua Mágica.

Foto: Carlos Sebastián

Pese a ser solo la primera condena por uno de los seis casos que tiene en contra, la sentencia del caso Agua Mágica tiene un fuerte significado para la lucha ciudadana contra la corrupción.

El Tribunal halló a Baldetti culpable por los delitos de fraude y asociación ilícita. Las demás condenas fueron: Mario Alejandro Baldetti Elías —hermano de la ex vicepresidenta—, Hugo Rodolfo Roitman Braier —representante de Tarcic Engineering Limited—, Pablo Roberto González Barrios —exsecretario específico para temas del agua—, Jorge Mario de Jesús Cajas Córdova —exabogado del Ministerio de Ambiente—, Rubén Estuardo Torres Anleu —ex trabajador del MARN—, Edvin Francisco Ramos Soberanis —exdirector ejecutivo de AMSA—, Juan Edy Estuardo Díaz Sandoval —exsubdirector de AMSA—, Lizbeth María Alonzo Azurdia de Constanza —exdirectora jurídica de AMSA—, Sandra Ninet García España de Benavente —exdirectora administrativa y financiera en AMSA—, Sergio Alejandro Marroquín Vivar —empleado de Tarcic Engineering Limited—, Allan Franco De León —coordinador de proyecto de saneamiento del Lago de Amatitlán—, Marilyn Anabella Sosa Azurdia —exasistente de Pablo González Barrios—.

Para entender la importancia de este caso hay que regresar en el tiempo. Desde que el Partido Patriota llegó al poder en 2012, Otto Pérez Molina y Baldetti, junto a sus ministros más cercanos, fueron haciendo negocios millonarios pese a las sospechas de corrupción y las denuncias de malos manejos de recursos públicos por los opositores.

Anuncio

En 2012 concretaron la concesión de una terminal en Puerto Quetzal que, según las investigaciones, les generó Q24 millones en sobornos. En 2013 Mauricio López Bonilla, entonces ministro de Gobernación, cerró un contrato para adquirir cámaras de vigilancia que estaba sobrevalorado en más de Q190 millones.

Baldetti, la entonces vicepresidenta, tenía su propio negocio en mente para comprar una “fórmula mágica” que habría de limpiar el Lago de Amatitlán. El proyecto se hizo público el 26 de noviembre de 2014 y dos días después adjudicaron Q137 millones a la empresa israelí M. Tarcic Engineering LTD, para comprar 93 mil litros del supuesto descontaminante.

La empresa recibió de inmediato un pago de Q22 millones para empezar el trabajo y el resto del dinero se le transferiría en los siguientes tres años.

Manfredo Marroquín, director de Acción Ciudadana, la primera organización social en presentar un antejuicio contra Roxana Baldetti, señala que:

—Es un caso paradigmático que simboliza la corrupción en su máxima expresión y cómo la impunidad se daba por descontada para esos actos por parte de políticos de alto perfil que no tenían empacho en actuar cínicamente vendiendo productos falsos como la famosa agua mágica.-

Los medios de comunicación demostraron que la fórmula no era más que “agua oxigenada”, la comunidad científica del país se organizó para exigir a las autoridades la cancelación del proyecto y la Contraloría General de Cuentas, tomó la misma postura. A Roxana Baldetti no le quedó más que pedir la cancelación del contrato y crear una mesa de trabajo para buscar una solución a la contaminación.

Un mes después de que la presión ciudadana frenara su negocio, Baldetti sería acusada de ser “La 2” en la estructura de defraudación aduanera conocida como “La Línea”, caso que terminó obligándola a renunciar al cargo.

Los responsables del agua mágica

Baldetti fue enviada a juicio por este caso desde marzo de 2016 pero logró postergar el inicio del proceso hasta junio de este año, gracias a supuestos padecimientos de salud y a los recursos de recusación en contra del juez Pablo Xitumul.

La lectura de la sentencia estaba programada para las 7 de la noche pero no fue sino hasta las 5 A.M. de este 9 de octubre que el tribunal dio su veredicto final. Sostienen que el objetivo de la estructura era apoderarse de Q100 millones y destacó, sobre todo, la forma en que se alteraron todos los instrumentos administrativos:

— Cada integrante, atendiendo directrices de los líderes, ejecutaron el plan en fraude de ley, eludieron el estudio de impacto ambiental y licencias ambientales entre los requisitos obligatorios de consecuencias nefastas, al provenir de actos de corrupción e impunidad, leyó el juez Xitumul

Según las investigaciones y la sentencia dictada el día de hoy, el negocio por la fórmula “mágica” empezó a fraguarse desde 2012 entre Roxana Baldetti y Hugo Roitman, un empresario israelí que se encargó de sellar el negocio para la empresa M. Tarcic Engineering LTD.

Para concretarlo, Baldetti, encargó en su hermano, Mario Baldetti Elías, la coordinación de todas las reuniones necesarias entre miembros de la empresa y funcionarios de gobierno. Por eso los involucrados lo llamaban “el mero jefe”.

Desde el Estado también habrían colocado en puestos clave a personas de confianza. Tal el caso de Pablo González, en el cargo de Secretario de Agua y Saneamiento, quien intervino para darle viabilidad al contrato.

Roxana Baldetti y algunos de los acusados en el caso Agua Mágica.

Junto con él intervinieron al menos cuatro funcionarios de la Autoridad para el Manejo Sostenible de la cuenca del Lago de Amatitlán, Edvin Ramos, Juan Díaz, Lizbeth Alonzo y Sandra García. Todos ellos obviando las irregularidades y avalando la adjudicación del contrato.

Otra pieza importante fue Jorge Cajas, un abogado del Ministerio de Ambiente que se encargó de registrar en Guatemala a la empresa israelí. Este a su vez nombró a Rubén Torres para supervisar el proyecto.

De parte de la empresa israelí fueron sentenciados Sergio Marroquín Vivar, Clara Carballo, Allan Franco, Manuel Sosa y Marilyn Sosa. Ellos, junto con Hugo Roitman se beneficiaron directamente con los primeros Q22 millones pagados por el Estado.

Según la denuncia de la Intendencia de Verificación Especial, que originó las investigaciones, ese primer desembolso no se utilizó para comprar la fórmula sino para pagar los sobornos a todos los involucrados.

Hasta el último día, el empresario israelí Hugo Roitman, quien intentó fingir demencia para librarse del proceso, aseguró que es inocente y que “todo lo había hecho por ayudar”.

Lo mismo sostuvo Roxana Baldetti:

—No me beneficié con un solo centavo. Mi afán era que mis hijos se sintieran orgullosos. Cada domingo, cuando llegan a visitarme, les digo: ‘Levanten la cara porque no robé un solo centavo’.-

Las otras sentencias que vienen en camino

Tras su renuncia a la Vicepresidencia de la República en mayo de 2015, Roxana Baldetti perdió su inmunidad y las investigaciones del Ministerio Público y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala fueron evidenciando su rol en el entrampado de corrupción del Partido Patriota. Estos son los casos a los que se le vincula y por los que espera sentencia:

1. Caso La Línea: Presentado el 16 de abril de 2015, el testimonio de Juan Carlos Monzón, exsecretario privado de Baldetti, demuestra la influencia y la forma en que la ex vicemandataria se beneficiaba de la red de defraudación aduanera. Se acusa a Baldetti de asociación ilícita, caso especial de defraudación aduanera y cohecho pasivo.

2. Casos TCQ, La Coperacha y Cooptación del Estado: Los tres casos se presentaron por separado e involucran, entre otros, a Otto Pérez Molina y Roxana Baldetti. Fueron unificados para agilizar los procesos. A los exmandatarios se les acusa de haber cobrado sobornos para concesionar una terminal en Puerto Quetzal y de haber recibido financiamiento electoral ilícito a cambio de adjudicar contratos gubernamentales.

3. Caso RIC: Según las investigaciones hechas públicas el 15 de mayo de este año, Roxana Baldetti habría usado el Registro de Información Catastral para crear al menos 16 plazas fantasma que eran utilizadas para pagar favores políticos. Se le sindica de asociación ilícita y peculado por sustracción. El juicio aún no arranca.

4. Extradición por narcotráfico: El 7 de junio un juzgado del distrito de Columbia, en Estados Unidos, solicitó su extradición por los delitos de asociación delictuosa y conspiración para el tráfico de drogas. Para ser extraditada, tendrá primero que cumplir todas sus condenas en Guatemala.

NÓMADA

 

 

 

Anuncios

Categorías:LA NOTA CHAPINA