LA NOTA CHAPINA

LA NOTA CHAPINA: Jeeps J8 fueron vistos en el campus central de la Usac…Otra vez sacaron los jeeps J8, para amedrentar a la población civil en Guatemala

La AEU solicitó al Ministerio de Gobernación y al Ejército de Guatemala evitar un nuevo ingreso al campus.

Por Jerson Ramos

Un nuevo evento polémico fue protagonizado por el uso de los jeeps J8 que la embajada de Estados Unidos donó a las autoridades guatemalteca.

Se trata del paso que estos vehículos tipo militar, pero en uso del Ministerio de Gobernación, hicieron en el interior del campus central de la Universidad de San Carlos (Usac).

El hecho quedó registrado en fotografías tomadas por personas que se sorprendieron por el inusual transitar de los referidos vehículos en la máxima casa de estudios superiores del Estado.

El exministro del Interior, Carlos Menocal, reaccionó ante el hecho y publicó una fotografía en su cuenta personal de Twitter en la cual se observa a uno de los jeeps J8 en cercanías de la Facultad de Ingeniería.

Varios comentarios se hicieron a la publicación del exfuncionario, en los cuales se indicaba:

“¿Y la autonomía??? Es más ¿Y los que deben defender la autonomía???”.

“Importante que el CSU se pronuncie. Es repudiable ese acto intimidatorio.”.

La Asociación de Estudiantes Universitarios (AEU) se pronunció al respecto y dijo:

Ante la presencia de un vehículo tipo J8 de las fuerzas represivas del Estado, que circuló hoy dentro de las instalaciones de la USAC, como Asociación de Estudiantes Universitarios “Oliverio Castañeda de León”, manifestamos:

  • Nuestro total repudio a este tipo de hechos que intentan atemorizar a la comunidad sancarlista, quien históricamente ha tenido un posicionamiento firme en defensa de la paz y la democracia.
  • Exigimos al Ministerio de Gobernación y al Ejército de Guatemala que se abstengan de realizar este tipo de medidas en nuestra casa de estudios y que limiten su accionar en las verdaderas problemáticas que atentan contra la seguridad de nuestro país.
  • Demandamos a las autoridades de la USAC y a la Dirección General de Administración DIGA, a que rindan un informe sobre la presencia de este vehículo en las instalaciones de la USAC y el proceder del Departamento de Vigilancia, haciendo uso de las cámaras de seguridad.
  • Hacemos un llamado al Consejo Superior Universitario, a que también emita pronunciamiento ante este lamentable hecho.

AEU@AEU_OliverioCDL

4. Hacemos un llamado al Consejo Superior Universitario, a que también emita pronunciamiento ante este lamentable hecho.

AEU@AEU_OliverioCDL

Invitamos a toda la comunidad sancarlista a mantenernos unidos y unidas en la defensa de la autonomía universitaria y a seguir ejerciendo nuestro derecho a la libre expresión, para que prevalezca un Estado de Derecho y sean respetadas nuestras garantías constitucionales.

También puedes leer: Diputada busca información del Plan de Prestaciones para empleados de la Usac

JEEPS RONDARON FRENTE A LA CICIG Y EMBAJADA

El pasado 31 de agosto, cuando el presidente Jimmy Morales anunció que no se renovaría el mandato de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), también fueron vistos más de 40 jeeps J8 en sectores de la zona 10 y 14.

La alerta se causó cuando los vehículos se detuvieron frente a la cede de la CICIG y de la Embajada de Estados Unidos.

Ese hecho es analizado por congresistas estadounidenses, para determinar si hubo un mal uso de los recursos donados a Guatemala.

 

Esto dice Gobernación sobre el J8 en la Universidad de San Carlos

  • Por Soy502
Varios usuarios de redes sociales denunciaron la presencia de los vehículos. (Foto: captura pantalla) 

Varios usuarios de redes sociales denunciaron la presencia de los vehículos. (Foto: captura pantalla)

Usuarios de las redes sociales y estudiantes de la Universidad de San Carlos (Usac) denunciaron el viernes la presencia de vehículos de la Policía Nacional Civil (PNC) conocidos como Jeeps J8 y exigieron a las autoridades del Ministerio de Gobernación un informe sobre la presencia de estos automóviles.

Según la Asociación de Estudiantes Universitarios (AEU), estos vehículos y la presencia de la PNC son utilizados para atemorizar a la comunidad de estudiantes que en los últimos meses “han tenido un posicionamiento por la paz y la democracia del país”.

Además pidieron al Consejo Superior Universitario (CSU) pronunciarse al respecto.

Esto dice Gobernación…las simpáticas declaraciones del vocero del MINGOB

Por aparte el Ministerio de Gobernación explicó que estos vehículos se usan desde hace más de seis meses para el patrullaje y cuidado de la ciudadanía en general, (pero no se ven con periodicidad en CDGT) y aclararon que no se estaba efectuando algún operativo dentro de esta casa de estudios.

“Solamente se hizo tránsito en la zona 12 y no ingresamos a la Universidad de San Carlos, las vías son públicas y por lo tanto en ningún momento se efectuó algún operativo en ese centro de estudios”, expresó Fernando Lucero, vocero del Interior.

En la Usac no se permite el ingreso de la PNC desde la emisión de un decreto en 1944 sobre la Autonomía Universitaria aunque las vías en el interior de la USAC “sean públicas” y es que en 2012 el CSU autorizó el ingreso de las fuerzas de seguridad pública ante una emergencia de seguridad y desorden público.

Guatemala retrocedió 30 años…Ejército ocupó la Universidad de San Carlos

Fue noticia el 4 de septiembre de 1985 la ocupación militar de la Universidad de San Carlos de Guatemala, un acto que violó flagrantemente la autonomía universitaria que posee la casa de estudios desde 1944.

Por Hemeroteca PL

 

Efectivos militares custodian la entrada principal a la USAC, luego de la ocupación decretada por el gobierno militar en 1985. (Foto: Hemeroteca PL)
Efectivos militares custodian la entrada principal a la USAC, luego de la ocupación decretada por el gobierno militar en 1985. (Foto: Hemeroteca PL)

La situación del país era crítica, ya que se encontraba gobernada por un régimen militar, el Estado se regía bajo un estatuto fundamental de gobierno y la situación económica de los ciudadanos era precaria.

Aunque el regreso a la institucionalidad había avanzado con la proclamación de la Constitución en mayo de 1985, ésta tomaría vigencia hasta enero del siguiente año, el alto costo de la vida y el aumento al valor de los servicios básicos, en especial el transporte presagiaban un estallido social.

Titular de Prensa Libre del 4 de septiembre de 1985. (Foto: Hemeroteca PL)
Titular de Prensa Libre del 4 de septiembre de 1985. (Foto: Hemeroteca PL)

En varias zonas de la capital se registraron manifestaciones, que fueron subiendo de intensidad y las cuales fueron reprimidas con violencia por parte de las fuerzas de seguridad causando fuertes disturbios. Ante la situación los centros educativos decidieron suspender las clases por seguridad de los alumnos.La cauda de las violentas manifestaciones la noche anterior, según reportaba Prensa Libre era de dos hombres y dos niños muertos, nueve heridos de bala y unos 600 detenidos. Además el pelotón antomotines del Ejército se apostó en los alrededores del Palacio Nacional para evitar que las manifestaciones se acercara.

Soldados trepan por la malla que circunda la Escuela de Ciencias de la Comunicación, en la USAC, la cual fue ocupada por el Ejército la noche del 3 de septiembre de 1985. (Foto: Hemeroteca PL)
Soldados trepan por la malla que circunda la Escuela de Ciencias de la Comunicación, en la USAC, la cual fue ocupada por el Ejército la noche del 3 de septiembre de 1985. (Foto: Hemeroteca PL)

Ejército ocupa la USAC

La noche del 3 de septiembre de ese año el Ejército entró violentamente al campus central de la Ciudad Universitaria en la zona doce de la capital, destruyendo las puertas y mallas perimetrales. Doce convoyes militares ingresaron al recinto en medio de una fuerte censura ya que no permitieron el paso de la prensa mientras los efectivos registraban todas las instalaciones universitarias.

Unos 500 soldados penetraron las instalaciones de la Escuela de Ciencias de la Comunicación y de la Escuela de Profesores de Enseñanza Media, sin dar mayores explicaciones a los periodistas.

La puerta principal del Campus de la USAC fue destruida para que entraran los convoyes del Ejército el 3 de septiembre de 1985. (Foto: Hemeroteca PL)
La puerta principal del Campus de la USAC fue destruida para que entraran los convoyes del Ejército el 3 de septiembre de 1985. (Foto: Hemeroteca PL)

Al conocerse la noticia el rector de la época, doctor Eduardo Meyer Maldonado declaró que no aceptaba la intervención militar en la USAC y que se suspendían todas las actividades académicas y solicitó una audiencia al Jefe de Estado, Óscar Mejía Víctores para que diera una explicación.

Centro de narcotráfico

Como un centro de narcotráfico y subversión calificó el Ejército a la Universidad de San Carlos en una conferencia de prensa el día 5 de septiembre, al mostrar los resultados del operativo de ocupación que sufrió la ciudad Universitaria.

Los militares indicaron que contaban con un estado mayor especializado, constituido por profesionales universitarios en diferentes disciplinas quienes en todo momento presentaron su asesoría profesional a los efectivos militares durante la operación.

Numerosos convoyes militares se encontraban dentro de una de las unidades académicas de la USAC. (Foto: Hemeroteca PL)
Numerosos convoyes militares se encontraban dentro de una de las unidades académicas de la USAC. (Foto: Hemeroteca PL)

Con lujo de detalles el expositor castrense mostró a la prensa armas que supuestamente fueron encontradas en el interior del campus, las cuales eran de fabricación israelita, rusa y norteamericana, además de literatura marxista-leninista y propaganda subversiva.A pesar de lo incautado el Ejército no sindicaría a las autoridades o estudiantes de que las mismas hayan sido utilizadas para fines terroristas y de narcotráfico, según manifestaron.

Por su parte el rector Meyer rechazó la acción militar y dijo que “era una farsa para engañar al pueblo y evadir la explosiva realidad nacional ocasionada por los problemas económicos y sociales”.

Ese mismo día 5 de septiembre el Consejo Superior Universitario recuperó la Ciudad Universitaria e hizo un recorrido para hacer un recuento de los daños causados por la violenta ocupación.

Mejía Víctores -sentado- acompañado de oficiales del Estado Mayor brindó una conferencia de prensa el día 4 de septiembre de 1985 justificando la ocupación militar de la USAC. (Foto: Hemeroteca PL)
Mejía Víctores -sentado- acompañado de oficiales del Estado Mayor brindó una conferencia de prensa el día 4 de septiembre de 1985 justificando la ocupación militar de la USAC. (Foto: Hemeroteca PL)

Meyer rechazó también de que en su despacho existieran armas, según indicó el vocero del Ejército, Marco Antonio Castellanos y responsabilizó a la institución castrense de los daños ocasionados. “Como lo pueden comprobar y lo he reiterado en diferentes ocasiones, la única arma que los universitarios tenemos es el intelecto”, agregó el rector.

La prensa y las autoridades universitarias observaron archivos por los suelos, laboratorios dañados, mensajes soeces se observaban en los edificios de las diferentes facultades.

“No cabe la menor duda que se trata de justificar la ocupación, que ha sido el peor error de este gobierno. Ni siquiera en la época de Lucas, cuando hubo una gran represión contra la Universidad, ocurrió el allanamiento y la opucación del Alma Mater”, puntualizó Meyer.

Condena unánime

Diferentes sectores condenaron la ocupación militar de la USAC y la calificaron como un error mayor. Por ejemplo, el arzobispo metropolitano, monseñor Próspero Penados del Barrio manifestó que la acción es uno de los mayores errores que ha cometido el gobierno, en vista de que el Gobierno violó el Estatuto Fundamental de Gobierno que contemplaba la máxima autonomía de la Universidad de San Carlos.

Los diputados de la Asamblea Nacional Constituyente también expresaron su pena y protesta en una carta dirigida al jefe de Estado. La misiva fue firmada por los diputados de todas las bancadas y aprobada en el pleno por 51 diputados que estaban presentes. “Con profunda pena hemos visto la acción militar de ayer en las instalaciones universitarias. Este hecho que ha conmovido a la comunidad académica del país conlleva nuestra protesta, como representantes del pueblo de Guatemala. Lo anterior viola flagrantemente la autonomía universitaria…” indicaba la nota.

El rector Meyer Maldonado acompañado de miembros del Consejo Superior Universitario ingresan a la Ciudad Universitaria el 5 de septiembre de 1985 luego de la ocupación militar. (Foto: Hemeroteca PL)
El rector Meyer Maldonado acompañado de miembros del Consejo Superior Universitario ingresan a la Ciudad Universitaria el 5 de septiembre de 1985 luego de la ocupación militar. (Foto: Hemeroteca PL)

En respuesta al rechazo el jefe de Estado Mejía Víctores expresó que no tenía por qué pedir permiso para ocupar la USAC, ya que no se trata de un territorio aparte. Mejía respondió a todas las preguntas que se le hicieron en conferencia de prensa, algunas de manera tajante.

Mejía Víctores atribuyó a los estudiantes de estar detrás de las protestas en contra del alza al precio del pasaje del transporte y que además tenían información de que habían armas en el interior del campus, sin dar mayores explicaciones de la ocupación militar.

Anuncios

Categorías:LA NOTA CHAPINA