LA NOTA CHAPINA

LA NOTA CHAPINA: Atacan a dos hombres en una gasolinera de la zona 11 de CDGT

Dos hombres que conducían un vehículo de instalaciones eléctricas fueron baleados anoche cuando se encontraban en una gasolinera ubicada en la zona 11. Uno de ellos murió en el lugar.

Por Roni Pocón

Uno de los hombres que se conducía en el camión murió en el lugar del ataque. (Foto Prensa Libre: Érick Ávila)
Uno de los hombres que se conducía en el camión murió en el lugar del ataque. (Foto Prensa Libre: Érick Ávila)

Las personas transportaban un camión que aparentemente presta servicios de electricidad. Las víctimas fueron identificadas como Marlon Gustavo Henkef Escalante de 37 años y Luis Rafael González Darrido de 30.

Según versiones de testigos, Henkef y González se encontraban suministrando el vehículo de combustible en una gasolinera ubicada en la 8ª avenida y 11 calle de la zona 11.

Agregan que hombres que no fueron identificados llegaron a la gasolinera y dispararon contra los dos tripulantes del camión; González murió en el lugar.  Henkef quedó gravemente herido y fue trasladado por socorristas a la emergencia del Hospital Roosevelt.

El camión  tenía un logotipo de una empresa identificada como Pernotec S.A., indicando que trabajaba para la Empresa Eléctrica de Guatemala.

Las víctimas supuestamente se encontraban abasteciendo el vehículo de combustible. (Foto Prensa Libre: Érick Ávila)
Las víctimas supuestamente se encontraban abasteciendo el vehículo de combustible. (Foto Prensa Libre: Érick Ávila)

 

No eran trabajadores de EEGSA

Ivette Zambrano, encargada de Comunicación de la Empresa Eléctrica de Guatemala (EEGSA), indicó que las personas atacadas “no son trabajadores directos de EEGSA”, pero que están tratando de determinar si se trata de una empresa contratista o si se trata de algún electricista particular que estuviera usando el logotipo.

Zambrano explicó que EEGSA subcontrata los servicios de lectura y facturación, corte y reconexión, y de los que hacen los trabajos y mantenimiento a la red, pero aseguró que directamente no han tenido problemas de extorsiones o amenazas.

“Los que normalmente tienen ese tipo de problemas, pero está controlado porque ya saben en qué zonas rojas, son los que hacen la lectura y dejan la factura, pero un problema tan enraizado como lo tuvo una de las empresas de telefonía, no”, aseveró Zambrano.

PRENSA LIBRE

Anuncios

Categorías:LA NOTA CHAPINA