LA NOTA CHAPINA

LA NOTA CHAPINA: Se teme uso político de la ayuda para afectados por erupción del Volcán de Fuego

Denuncias contra la Sosep y disputa de alcaldes y gobernadores despierta dudas sobre aprovechamiento clientelar, para entregar ayuda y donaciones a los damnificados por la erupción del Volcán de Fuego.

Por Andrea Orozco, Anna Lucia Ibarra y Rosa María Bolaños / Guatemala

En la escuela Mario Méndez Montenegro, en Alotenango, se evita el ingreso de alimentos y tampoco hay acceso a la prensa. (Foto, Prensa Libre: Carlos Vicente).
En la escuela Mario Méndez Montenegro, en Alotenango, se evita el ingreso de alimentos y tampoco hay acceso a la prensa. (Foto, Prensa Libre: Carlos Vicente).

La solidaridad de los guatemaltecos y de extranjeros no ha dejado de fluir, y desde el domingo pasado, cuando ocurrió la tragedia por la erupción del Volcán de Fuego, comenzó a llegar a los damnificados; sin embargo, la población tiene dudas respecto de la intervención de entidades estatales y pide que los donativos  sean  entregados  directamente a la gente.

La polémica se agudizó el jueves por la tarde, cuando personas albergadas y voluntarios denunciaron que personal de la Secretaría de Obras Sociales de la Esposa del Presidente (Sosep) se presentó en los albergues para “tomar el control”, con lo que se evitó que la ayuda fuera distribuida como se espera.

Las denuncias incluyen al albergue habilitado en una escuela de San Juan Alotenango, Sacatepéquez, en donde maestros que colaboraron desde el domingo fueron relegados y ya no se les permitió apoyar.

Empresas que llevaron donativos a los damnificados confirmaron que hay una disputa entre el gobernador y el alcalde de la localidad, lo que interfiere con la ayuda.

Lea también Esposa de Jimmy Morales queda envuelta en polémica por fotos

Además, un tuit publicado en la cuenta oficial del Gobierno fue motivo de rechazo, ya que muestra a la esposa del presidente, Patricia de Morales, empacando alimentos en una bolsa. El texto decía: “Entregó un donativo según las necesidades de los albergues, el cual consiste en leche para bebé, ropa interior para niñas, niños, adolescentes y mujeres”; sin embargo, se trataba de productos donados por la población.

“Sosep se encarga de administrar los albergues, no de recibir donaciones ni de dar alimentos”.

Mariana Morales, vocera de la Sosep

El Plan Nacional de Respuesta ante Desastres establece que la Sosep es la encargada de la administración de los albergues, y aunque la población comenzó a quejarse de la presencia de esta dependencia el jueves, la encargada de Comunicación Social, Mariana Morales, informó que se encuentran en el lugar desde el día en que ocurrió la tragedia.

PUBLICIDAD
300x250-autopauta-guatevision-noticiero18h

“Tal vez no se evidenció tanto porque no contamos con mucho personal y se tuvo que movilizar de otros departamentos”, indicó.

Morales explicó que no hay interés de politizar y tampoco de figurar, y resaltó que esto es labor de los voluntarios de la Sosep.

Conozca más acerca de: Cuatro aldeas en las faldas del Volcán de Fuego están incomunicadas

Respecto del tuit con la imagen de De Morales, la vocera aseguró que fue una mala interpretación.

El ministro de la Defensa, Luis Ralda, dijo que “no hay ninguna sola bolsa que esté identificada con el nombre del Gobierno” y que se ordenó que cuando se detecte mal uso de las donaciones se denuncie.

Sin embargo, trascendieron quejas de que en algunos albergues se utilizaron bolsas identificadas como del Gobierno.

5, 500 personas se encuentran en 41 albergues, lo que equivale a mil 500 familias.

Delegados de la Procuraduría de los Derechos Humanos estuvieron recibiendo denuncias en Sacatepéquez y Escuintla, y se abrió un expediente al respecto.

Ottoniel Barrios  Monroy es un médico que apoyó por varios días en el albergue de Santa Lucía Cotzumalguapa pero dijo en su cuenta de Facebook que decidió retirarse porque la Sosep tomó decisiones como embodegar la medicina y mencionó otros desacuerdos. Incluso tuvo una discusión con una persona del albergue y le menciona “nos quita el deseo de colaborar”.

Situación en los albergues

Desde tempranas horas de la mañana del viernes pasado algunas personas empezaron a subir costales de víveres en un pickup afuera del albergue, habilitado en el Gimnasio Abner Casasola en Escuintla, para trasladarlos a otro lugar.

Vea también Antes y después: Seis imágenes para conocer la destrucción que provocó el Volcán de Fuego

PUBLICIDAD
300x250-autopauta-guatevision-15anios-SitioPL

Al hablar con la familia García, una de las familias albergadas en el  lugar,  Prensa Libre constató que todos los costales estaban llenos de víveres y donaciones que se le había dado a cada persona. Por falta de espacio, los encargados les pidieron a las personas que sacaran sus cosas y pudieran consignarlas con familiares o amigos en otro lugar.

#UsacEsPueblo@UsacEsPueblo

Aunque el @GuatemalaGob de @jimmymoralesgt diga que no, y el narco @Ejercito_GT lo “desmienta en medios”. Así se encuentra el albergue Mario Méndez Montenegro en Alotenango que fue tomado por la @SosepGob. No dejan ingresar medios de comunicación ni voluntarios.

En la Escuela Tipo Federación José Martí, en la zona 1 de Escuintla, los donativos han sobreabundado. Una representante de SOSEP, quien no quiso dar su nombre, explicó que en ese albergue hay ayuda suficiente y que desde el viernes habían prohibido la entrada de más donaciones directamente al albergue.

Mientras Prensa Libre hacía un recorrido por el albergue, llegó un grupo de personas tratando de dejar unas bolsas de víveres para las familias que estaban resguardadas en ese lugar. Los encargados les explicaron que ya no estaban aceptando la ayuda y que tenían que dejarla en el salón municipal, donde hay habilitado un centro de acopio.

Por otro lado, en el Instituto Simón Bergaño y Villegas, todavía están recibiendo donativos. Ariana Oviedo, encargada del albergue, explicó que la gente necesita ropa interior y desodorante, pero que ya no estaban recibiendo agua pura ni ropa porque tenían “demasiada”.

Lea además: Advierten a pobladores de que no deben volver a los lugares devastados

En estos albergues toda la ayuda está a disposición de las personas. En el gimnasio hay algunas personas del grupo de encargados que vigila que los donativos sean usados correctamente. “Hay niños que vienen a pedir jugos, no les gustan y los dejan tirados. Eso no es justo para las personas que han dado la ayuda ni para alguien más que sí se lo hubiera tomado”, explica la representante de SOSEP.

PUBLICIDAD
300x250-autopauta-guatevision-noticiero21h

Ver imagen en TwitterVer imagen en Twitter

PDH Guatemala

@PDHgt

[AHORA] Delegados del @PDHgt desplegados en San Juan Alotenango verificando denuncias y supervisando el actuar de las instituciones públicas en favor de las personas damnificadas por la tragedia del volcán de Fuego

Oviedo explica que en su albergue hay una cocina móvil del Ejército y son ellos los encargados de preparar la comida para todas las personas. El viernes en la mañana “nos hacía falta huevos para el desayuno. Hicimos una ficha para solicitarlos al salón municipal y ellos lo trajeron”, explica Oviedo y detalla que este proceso es el mismo para cualquier otro artículo que sea necesario.

En los albergues que están siendo gestionados por la iglesia católica sucede algo similar. Hay iglesias habilitadas como centros de acopio y otras como albergues. En los albergues hay donativos para que las personas puedan utilizar y, si les hace falta, solicitan ese producto a sus centros de acopio.

Las iglesias siguen recibiendo ayuda y ya están coordinando para llevarla a algunas comunidades que han quedado incomunicadas.